¿Conoces la Electroestimulación Erótica?

Si creíais que ya estaba todo inventado en ámbito del placer y los juguetes sexuales…

electroestimulacion

¡os equivocáis!

En esta publicación os voy a presentar una modalidad cada vez más en auge que se conoce como Electroestimulación sexual o Electrosex. Esta estimulante forma de conocer nuevas sensaciones se basa en estimular los nervios, más concretamente en la zona de los genitales, a través de una fuente de energía eléctrica. Aunque también se pueden estimular diferentes zonas del cuerpo. Esta forma de estimulación es una manera innovadora de experimentar con el placer sexual, de dar rienda suelta a nuevos juegos eróticos y de romper con la clásica rutina sexual que muchas parejas tienen.

¿Probarías?

Es un complemento sexual de lo más estimulante que puede usar tanto el hombre como la mujer, ya que se complementa con distintos juguetes adaptados para ellos y para ellas. Si te informas un poco, puedes encontrar una amplia gama de juguetes Electrosex en el mercado, podemos encontrar desde las comunes fundas para el pene, pasando por electrodos listos para ser colocados en distintas zonas erógenas del cuerpo, una amplia variedad de anillos vibradores, también pinzas para los pezones o consoladores.

Aunque este tipo de prácticas están más asociadas y normalizadas dentro del mundo BDSM, cada vez son más las personas que se atreven a probarlo y experimentar, ya sea en solitario para el propio disfrute o para compartir la experiencia en pareja.

Aunque la misma para Electosex pueda parecer un poco agresiva, no hay nada por lo que asustarse o alarmarse, en todo momento tendréis el control de la situación ya que la estimulación eléctrica se gradúa a gusto del consumidor.

Las parejas y las no parejas que se han animado a probar esta novedosa forma de estimulación eléctrica, suelen relatar sensaciones indescriptibles que se extienden por todo el cuerpo, descubriendo una nueva dimensión de placer.

Y tú, ¿lo has probado? ¿te atreverías? Visita nuestra sección de electroestimulación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *